Cirugía de Naríz

¿Qué necesitas saber?

Si piensas realizarte una operación de nariz ten en cuenta que es un proceso invasivo y que la recuperación suele ser larga y dolorosa incluso con el uso de analgésicos, además que la apariencia física de tu rostro en el post-operatorio suele sorprender al paciente.

Además de los vendajes o moldes que se usan en la nariz para mantener su forma hay aparición de moretones en pómulos y párpados inferiores que pueden preocupar o afectar la autoestima del paciente, al afectarse la autoestima se puede afectar el sistema inmunológico retrasando la recuperación de la operación de nariz.

Que tener en cuenta

Si retiras el vendaje sin la autorización o supervisión de tu médico cirujano puedes terminar agravando la recuperación post quirúrgica además de exponerla a infecciones o desvíos por uso excesivo de fuerza al retirar las vendas, lo más recomendados es que dejes que tu medico haga todo el trabajo, no debemos olvidar que esto es una operación facial y todo lo que esta conlleva.

Aunque por lo general si se toman previsiones y se tiene todo el cuidado posible siguiendo las indicaciones post-operatorias dadas por el médico no suelen presentarse inconvenientes o complicaciones, se debe estar alerta ante signos y síntomas relacionados a nuestra nariz que pueden ser indicativo de que algo no anda bien.

Si notas que algún liquido no parecido al moco común desciende por tu nariz de forma espontánea como sangre o liquido cristalino, debes consultar con tu medico lo más pronto posible, puesto que puedes estar en presencia de derrame de líquido cefalorraquídeo proveniente de tu cerebro o una hemorragia por algún vaso no cauterizado.

En la intervención de nariz se involucran muchas estructuras orgánicas que son modificadas y sanan a tiempo diferente o pueden verse afectadas de forma diferente por el ambiente de recuperación, como necrosis en la piel que suele verse en afinamientos excesivos de la nariz en el que la continua reducción de su tamaño afecta el riego sanguíneo.

A veces aunque se escapa de nuestras manos y de las del médico pueden ocurrir adherencias en el proceso de cicatrización deformando los resultados de la operación de nariz y que pueden necesitar una posterior intervención, es muy importante cerciorarse que nuestra piel no produzca queloides puesto que dejaría una cicatriz poco estética y evidente.

También pueden verse complicaciones como despigmentación de la piel que intervenida, aparición de telagiectasia, perdida de la sensibilidad olfativa, sensación de anestesia o poca sensibilidad al tacto y otras muchas complicaciones que pueden alterar la simetría, vascularización, estado neurológico genera, musculatura adyacente.

Galeria

rinoplastia cirugia de nariz

Técnica de la operación

Existen dos técnicas quirúrgicas utilizadas en la operación de nariz que varían de acuerdo al caso o la modificación que se quiera realizar, está la técnica abierta en la que se realiza una incisión en la columela y el interior de la nariz y se retrae la piel exponiendo los huesos nasales y el cartílago usualmente usada para procesos de reducción o afinamiento de la punta.

La técnica cerrada es utilizada usualmente en modificaciones de la giba y la punta de la nariz y suele ser la más estética puesto que no deja cicatrices externas, pero esta suele ser un poco más complicada por lo cual se necesita de un cirujano muy capacitado y con la experiencia y practica necesarias.

Cuando una operación de nariz no resulta como lo esperamos solemos reincidir en otra cirugía de nariz, debemos consultar con nuestro cirujano anterior y ver qué posibilidades hay de mejorar los desperfectos y si se siente capaz de hacerlo puesto que es quien realizo la primera intervención.

Si en cambio vamos a otro cirujano porque sentimos que es más capacitado que el anterior debemos suministrar toda la información necesaria para que pueda valorar el caso y decidir exactamente qué hacer, usualmente cuando una operación de nariz no sale bien a la primera suelen necesitarse al menos dos intervenciones más para arreglarla.

En ocasiones cuando los pacientes ya se han hecho múltiples operaciones de nariz sin éxito suelen eliminar o reducir el cartílago o huesos nasales haciendo de la siguiente cirugía un poco más complicada, en este caso se puede recurrir al cartílago o hueso de las costillas del afectado.

El PostOperatorio

Por lo general se retiran los vendajes a los 8 o 15 días después de la operación de nariz, debes saber que al retirar los tapones nasales se suele sentir unas sensación desagradable como de ahogamiento o succión y es norma, las vendas serán sustituidas por un vendaje más liviano, no debes retirarte las vendas por ningún motivo sin consultar antes con tu medico sin importar la comezón que sientas.

¿Cuando es necesaria la cirugía plástica?

La cirugía de rinoplastia juega un papel importante en la reconstrucción después de los accidentes y los defectos congénitos. Es muy útil para aquellos que tienen trastornos de la respiración debido a la enfermedad o el crecimiento anormal dentro de la cavidad nasal.

Una cirugia estética de nariz se puede realizar por razones cosméticas, así como para corregir problemas respiratorios nasales, deformidades que se tienen de nacimiento o que ocurren con la edad. Sin embargo, primero tiene que hacerse la pregunta: ¿es correcta la rinoplastia para mí? Hay muchos factores que van a determinar si una persona es un candidato adecuado para la cirugía.

¿Que hacer una vez operado?

Una vez realizada la intervención de nariz no hay vuelta atrás ya nuestra nariz no será igual a la que teníamos al nacer y no habrá forma de regresar a ella, es por eso que el médico cirujano tratante debe entablar una seria conversación con el paciente postulante a cirugía para ver si este de verdad quiere o necesita dicha intervención

Muchos pacientes que se consultan porque quieren una operacion de nariz, suelen llegar con las más altas exigencias y expectativas, en estés caso el médico cirujano debe dejar en claro que los resultados pueden no ser acorde a lo esperado y que debe estar consciente del cambio que esta cirugía implica.

Es común que los pacientes opinen que quieren tener la nariz como un famoso a lo cual el cirujano debe intervenir y explicarle que no solo porque es una nariz famosa y se vea bien en el artista se verá bien en el paciente, ya que no es tan simple como copiar la nariz del artista y pegarla en el rostro del paciente

El cirujano plástico especialista en rinoplastia suele estar capacitado para decidir que modificaciones son necesarias para mejorar la nariz de un paciente y obtener un resultado estético y satisfactorio para ambos, por lo cual como paciente se debe ser receptivo y abierto a las sugerencias.

Las operaciones de nariz si son exitosas pueden pasar completamente desapercibidas, podemos caminar en la calle y ver a una persona con una nariz acorde a su rostro y no sabríamos si estamos viendo a alguien que obtuvo esa nariz por una intervención quirúrgica.

En cambio cuando esta cirugía es llevada a los extremos y se exige al cirujano que realice cambios innecesarios, repetidos o no razonables, el resultado puede ser una nariz que desde lejos sea evidente que fue hecha por cirugía plástica y esto no solo es culpa del cirujano sino también del paciente quien demanda dicho cambio absurdo.

La conducta de un cirujano ante casos de trastornos dismorficos o compulsividad a las cirugías plástica en este caso de la nariz debe ser de completa negativa ya que se le estaría contribuyendo al deterioro irreparable del rostro del paciente, estos pacientes llegan al extremo y terminan con narices sin estructura ni simetría.

Tipos de Anestesias

Por lo general en la cirugía de nariz se suelen usar dos tipos de anestesia la local y la general con el fin de reducir el dolor post-operatorio del área intervenida y darle la mayor comodidad al paciente, es importante cerciorarnos que el paciente no ha experimentados efectos adversos a la administración de anestesia.

Además de esto debemos cerciorarnos de que el paciente se encuentra en condiciones físicas adecuadas para esta intervención ya que aunque no es una cirugía mayor puede tener complicaciones si el paciente no está en óptimas condiciones de salud, como por ejemplo pacientes cardiópatas no controlados.

Estos afectados pueden reaccionar a la administración de anestésicos y tener un aumento o descenso de las cifras tensionales durante la operación complicando el estado general del paciente lo que puede terminar en la muerte del mismo.

Estadísticamente se observa una mayor incidencia de mujeres consultantes y postulantes para operaciones de nariz que en hombre, usualmente los motivos descritos por mujeres para la realización de esta cirugía es por estética, en cambio la mayoría de los hombres acude por molestias o deformaciones que impiden la respiración normal.

Aunque no lo parezca es algo muy común ver lesiones en la nariz en una población a nivel general, desde desviaciones, rupturas hasta aparición de cuerpos extraños dentro de la nariz y es por esto que la cirugía de nariz ha tenido un gran avance y auge en nuestra sociedad, por sus beneficios estéticos y de salud que brinda.